miércoles, 28 de marzo de 2012

"Dame un segundo y te regalaré sesenta más. Dame un minuto y te ofreceré sesenta más. Dame una hora y te daré una eternidad, una vida, llámala libertad"

Nunca pensé que llegaría a regalar las alas con las que vuelo día tras día por encima de todos esos edificios de esta gran jungla de cemento, jamás pensé en ponerlas encima de la mesa para después decir: ya no os necesito. Sin embargo, hoy tengo la sensación de que puedo volar por encima de todo este mundo maravilloso sin la necesidad de tener alas que estabilicen mi rumbo. Simplemente soy yo mismo, no me considero absolutamente nada ni me juzgo por las cosas que hago, no siento la necesidad de etiquetarme bajo ningúna ley ni ningún patrón que me defina estrictamente. 

Doy gracias a la vida por poder seguir viviendo y por poder seguir disfrutando de todo este crecimiento personal que me brinda libertad. Por mucho que pasen los años, sé que la vida me ofrece la oportunidad de volver a reencontrarme conmigo mismo y eso es algo que yo no puedo rechazar. Vivo en sintonía con la vida y estoy absolutamente comprometido con el momento presente. 


miércoles, 14 de marzo de 2012

Vida


No hay nada más bonito que sentir como todo tu ser bombea luz y sentir que la vida es un continuo dar y recibir. Respirar de forma distinta, convertir el oxígeno en vida y transformar el dióxido de carbono en luz. Inspirar de forma pausada, cerrando los ojos, sintiendo como el aire se convierte en calor y se propaga por todo mi ser. Dos segundos más tarde expirar, abriendo los ojos lentamente y proyectando al mundo una sonrisa, transformándome en un canal de luz de energía ilimitada.

Poder vivir esto en lo más profundo de mí me hace sentirme tan vivo… que solamente puedo lanzar al aire un dado de mil caras para que el azar decida por mí, porque tengo en lo más profundo de mí el sentimiento, la alegría, para poder cojerte de la mano y volar contigo sin rumbo, por el simple placer de volar.

Desde aquí arriba, observo todas las almas que viajan perdidas en busca del amor y la libertad como dos cosas distintas, cuando en realidad, el amor verdadero y la libertad son una misma cosa. Observo como la obsesión, la dependencia y los vacíos interiores provocados por la falta de identidad que proviene del uso excesivo de la mente, son los que han destruido el amor, rociándole con pequeñas gotas de odio.

Es totalmente imposible destruir el amor verdadero de alguien que simplemente ama por placer, es simplemente imposible. No hay ningún miedo, ni la misma muerte, que sea capaz de pintar una capa de color negro a esta luz multicolor que brilla dentro de mí. Solamente quiero decir un GRACIAS en mayúsculas por toda esa vitalidad y energía que brota desde tu ser hacia el mío y que me hace sentir como un corazón, bombeando luz y sintiendo que la vida es un continuo dar y recibir.

<3.